Consejos para que su cocina sea energéticamente eficiente

Cuando el equipo de cocina funciona con una eficiencia inferior a la óptima, puede terminar pagando en grande. Uno de los mayores gastos que enfrentan los restauradores y gerentes de cocinas comerciales es la factura de energía, que incluye los costos de preparación de alimentos, refrigeración y cocina. El uso ineficiente de energía no solo agota los gastos, sino que también es perjudicial para el medio ambiente.

Con esto en mente, hemos reunido algunos consejos para ayudarlo a optimizar su cocina para una mayor eficiencia. Estos consejos de eficiencia energética de cocinas comerciales se pueden implementar por su cuenta, independientemente de su nivel de experiencia técnica.

  1. Mantenga un programa de mantenimiento regular

Cuando su equipo está sucio o no funciona a gran velocidad, puede aumentar el uso de energía. Todos los aparatos comerciales cubiertos por la garantía deben mantenerse al menos un par de veces durante todo el año. Ya sea que esté fuera de la garantía o entre visitas de un técnico de servicio, también debe realizar diferentes mantenimientos semanales y diarios de los equipos de cocina. Por ejemplo, sus hornos, freidoras y otras unidades de cocción deben limpiarse a fondo todos los días.

 

  1. Utiliza iluminación “verde”

No, no estamos sugiriendo que use una luz de color verde. Estamos hablando de utilizar iluminación de bajo consumo en toda su cocina comercial. Según ENERGY STAR, las bombillas CFL o LED usan entre un 70 y un 90 por ciento menos de energía que las bombillas incandescentes estándar. También están diseñados para durar más que las bombillas incandescentes, lo que significa que no tendrá que reemplazar con frecuencia la iluminación de su espacio.

3. No desperdicies agua

Mantenga la presión del agua en sus fregaderos y lavavajillas a un nivel razonable para evitar el desperdicio. Por ejemplo, un grifo o rociador comercial debe tener un caudal de entre 1 y 1.6 galones por minuto. Intente usar rociadores y aireadores de bajo flujo en su grifo para ayudar a reducir el uso de agua mientras mantiene un flujo fuerte de agua. Además, informe al personal de su cocina para que limite la cantidad de tiempo de funcionamiento de los grifos y rociadores. Esto ayudará a eliminar el desperdicio durante la preparación de alimentos, la cocina y la limpieza.

4. Apague el equipo no utilizado

Ya sea que llegue a una pausa durante el día o no use una unidad específica con frecuencia, no deje que su equipo esté inactivo. Al apagar cada unidad, puede ahorrar en el consumo innecesario de energía.

5. Entrenarte a ti mismo y a tu personal

Evalúe regularmente su menú y métodos de preparación de alimentos para ver si hay áreas donde las necesite. Además, asegúrese de recordarle al personal de su cocina las mejores prácticas de eficiencia de la cocina. Al enfatizar la importancia del uso del agua, el mantenimiento y la operación del equipo, puede evitar el desperdicio en el espacio de su cocina.

¡Solicita tu mantenimiento preventivo aquí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *